Las mejores obras de Matisse

Publicado en por Júlia Torres

Henri Émile Benoît Matisse (1869 - 1954) fue un pintor frances muy importante y reconocido del siglo XX e identificado, sobretodo, con el fauvismo: una corriente artística que se caracteriza por un lenguaje muy expresivo de los colores y los dibujos. Son muchas las obras que realizó al largo de su vida, expuestas en salones de arte. De manera muy sintética se exponen a continuación tres de sus mejores y conocidas obras.

La raya verde (Madame Matisse) – 1905

En esta obra sale retratada la esposa de Matisse, la cual lleva el pelo recogido en un moño y mira al espectador de manera penetrante, entornando la cabeza tres cuartos.

Los colores del cuadro toman un fuerte protagonismo, ya que son los que delimitan el dibujo en casi su totalidad. En el fondo hay tres colores estridentes aplicados con gruesas pinceladas, que rompen con la concepción tradicional de la realidad.

Son el magenta, el rojo y el verde.

En el rostro de Madame Matisse también se perciben toques de lila, azul, amarillo o verde (éste último crea una línea horizontal en su rostro que da nombre al cuadro).

Con esta obra el espectador puede hacerse una idea clara de la estridencia cromática que caracteriza el fauvismo y a Matisse, uno de sus mayores exponentes.

Mujer con sombrero - 1905

Este cuadro retrata a una mujer sentada que gira su cabeza al espectador. Lleva un sombrero muy suntuoso que hace pensar en los retratos de la burguesía de aquella época.

Destacan sus colores primarios y los colores puros que rompen con la realidad, y son aplicados con pinceladas sueltas y trazos violentos que nos pueden hacer pensar en el estilo de Van Gogh.

Como pasa con La raya verde (Madame Matisse), los mismos colores son los que delimitan la figura, excepto en algunas partes, como en el brazo: unas gruesas rayas verdes que forman parte de la indumentaria delimitan su silueta.

Hay otras líneas de expresión marcadas, como las cejas y los labios, pero a parte de estos detalles más oscuros y contrastados, domina una tonalidad suave en todo el cuadro.

Mesa de servicio (Armonía en rojo) - 1908

Se trata de un lienzo que representa una escena cotidiana en la cual una criada prepara una mesa. La obra nos puede hacer pensar en los interiores de los pintores holandeses.

En este cuadro, Matisse pone en total e indudable relevancia el color.

El rojo es el dominante, roto solamente por la ventana en el extremo superior derecho, que divide ese espacio con azul y verde.

Tanto la pared como la mesa son de color rojo, y se separan por una fina línea que delimita la mesa.

Además juega con los amarillos para dar toques de luz, tanto en la mesa (frutas, flores), como en el exterior (flores).

Algo que también resalta en el cuadro, tanto por su color como por su forma, es el juego que se establece entre las formas arabescas en azul que vemos en la mesa y la pared. Estas hacen confundir el ojo del espectador, ya que parecen estar unidas.

1 Henri Matisse, Paris, May 13th, 1913. In: Men of mark. (published 19Matisse.La línea verdeMatisse.Mujer con sombrero
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post